Sabíamos que iba a ser un partido emocionante y no defraudó. El Barcelona Alusport venció al Caja Segovia por 3-2 en el último y definitivo partido de la final de la LNFS. El factor cancha resultó determinante, con el Palau a reventar, así como el temprano gol de Saad que fue un mazazo para los segovianos. Los visitantes pusieron las ganas y el juego, el Barça puso el acierto de cara a la portería. Con este trofeo, triplete para el club catalán, que ya ganó la Copa del Rey y la Copa de España. Más

Anuncios