Madrid y Barça llegan ya a la recta final del “mes de los clásicos” para enfrentarse en los dos partidos más importantes de los que han jugado esta temporada. Las semifinales de la Champions marcarán el signo de final de campaña para merengues y culés. El que acabe victorioso será alabado como el mejor club del mundo, mientras que aquel que sea derrotado agachará la cabeza a la espera de una temporada más próspera, a pesar de que ninguno se irá de vacío. Más