El pelotón se encuentra aún consternado por las muertes de Weylandt, que cayó de cara a falta de 25 kilómetros para el final de la tercera etapa del Giro en el descenso del Passo del Bocco, y la de Xavi Tondo, al que una puerta de garage le aplastó en Granada, donde se encontraba concentrado con varios compañeros de equipo. No obstante, y después de la jornada de descanso de ayer, la vuelta italiana reanuda su marcha hoy con la cronoescalada individual de 12’7 kilómetros desde Belluno a Nevegal. Más